Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Las premisas del Centro Histórico, cultura, comunicación y poder

Rubén Cantú Chapa

La explicación del fenómeno sociedad-territorio aparece en el espacio público mediante el protagonismo del Centro Histórico que critica severamente al Estado en un ambiente sociourbano, cultural, patrimonial de identidad nacional, como espacio actor de los problemas sociales y los nuevos sucesos de la vida del país. En la actualidad, quien tiene la información y la comunicación posee el poder, el Centro Histórico de la ciudad de México ocupado por la sociedad civil, ahora por el movimiento de la Cuarta Transformación, es la otra fuente de comunicación y poder político, debido a que se presenta como la potestad popular en el Centro Histórico en contraposición al poder mediático de las formas de comunicación electrónicas con amplio dominio contemporáneo nacional y allende las fronteras sometida por el neoliberalismo.

Emerge en el espacio central más antiguo de la capital de la República la expresión de la crisis urbana más que en otro sitio del país. Se presenta como el lugar difícil de salvaguardar, de restaurar y rescatar, acorde a las recomendaciones de los organismos nacionales e internacionales relacionados con el patrimonio urbano-arquitectónico, pero que su salvaguarda es la propia acción social en el territorio urbano del sitio patrimonial del Centro Histórico. El rescate social y político del Centro Histórico distinto a la visión de las academias y al criterio oficial de su espacio tradicional de poder lo materializa la sociedad civil en un ambiente sociourbano inédito. En la incipiente sociedad civil o sujeto de estudio que ahí aparece en las últimas décadas se expresa el poder en lo social, lo político, lo económico y lo cultural[1].

[1] Los recientes sucesos en los países árabes en este año (2011) muestran cómo los centros cívicos o los centros históricos son fuentes de comunicación y poder popular al grado de cambiar gobiernos.

El sitio que critica (metafóricamente sea dicho) al sistema como el lugar crisol de los movimientos sociales y espacio actor de los grandes problemas sociales de la metrópoli y del país es el Centro Histórico, así mostrado en las últimas décadas. Pero también es el territorio como proceso de comunicación que desafía las formas de poder en los diversos campos de las prácticas sociales en la que se incluye la práctica política, entre la incipiente sociedad civil (en aras de su consolidación) y el Estado. El Centro Histórico que critica al sistema, mediante la comunicación que confiere el Zócalo del sitio urbano-arquitectónico patrimonial desafía las relaciones de poder de la sociedad-territorio y pone en entredicho las prácticas y políticas públicas neoliberales del Estado.

El potencial protagónico del ambiente sociourbano del espacio público del Centro Histórico como una de las dimensiones espaciales de la crisis del Estado, pero también la magnitud de la creciente sociedad civil se presenta luego en numerosos países, y aparecen en el último tercio del siglo pasado y lo que va del actual siglo xxi. Esa potencia, que fue un atributo del Estado durante décadas como una relación de actores subordinados, ahora en descenso, se debió a que fue puesto en entredicho por el sinnúmero de expresiones contestatarias de la ascendente sociedad civil en el Centro Histórico de la ciudad de México. En ese periodo de análisis, la cantidad de manifestaciones en el sitio, patrimonio histórico de la humanidad, llevaron a un proceso de cambio institucional del Centro Histórico debido a la visible pérdida de poder de la clase política gobernante en el dominio del área urbana, que durante décadas mantuvo. La crisis del Estado es la propia expresión de inseguridad pública que moviliza grandes sectores sociales tanto en el Centro Histórico de la ciudad de México como en numerosas ciudades del país, mostrado recientemente en los primeros días del mes de mayo del año de 2011 en que se lleva a cabo.

El velo de la restauración del Centro Histórico por parte del Estado, como mecanismos de cubrimiento del ambiente sociourbano crítica al propio Estado, ha tenido una parcialidad difícil de superar. No fue posible al surgir ese espacio como perteneciente de las luchas sociales, mediante manifestaciones contestatarias de las clases sociales que han reivindicado mejores condiciones de vida perdidas desde el último tercio del siglo xx. No pudieron remodelar el espacio del Zócalo en el año 2000 mediante una propuesta de diseño del área, surgida de los arquitectos y urbanistas “orgánicos” al sistema. La propuesta apareció del seno académico universitario, como legitimidad inequívoca para la restauración del lugar tanto tiempo anhelado, pero sin éxito alguno ante una realidad sociourbana no considerada en la propuesta restauradora.

El ambiente del espacio público del Centro Histórico como la extensión material de las condiciones de la crisis del Estado tiene la complejidad del entorno sociourbano, además de explicarse en el ámbito del conocimiento interdisciplinario de la vida urbana. Sin embargo, abre perspectivas de investigación en aquellos espacios más representativos determinados por el sujeto social. El requerimiento de una propuesta metodológica interdisciplinaria pretende unificar el conocimiento del objeto de estudio articulado con la historia del sujeto social inherente al fenómeno de análisis, esto es, el sitio patrimonial histórico cultural y su articulación con el ambiente sociourbano ahí creado. De la complejidad ambiental como forma de análisis, esto es, en correspondencia con la perspectiva del sistema complejo, se pueden encontrar variables que en una sola disciplina no aparece, como lo es el ambiente sociourbano. Esta es la posibilidad de explicarse lo más objetivo posible el tema planteado y la dimensión material de la crisis del Estado evidenciada una y otra vez con los hechos de las últimas décadas,

Tenemos luego que las políticas públicas relacionadas con la problemática medioambiental han mostrado limitaciones al no lograr los resultados esperados, particularmente en las estrategias ambientales sociourbanas. El impacto del desarrollo industrial con más de dos siglos de existencia en el planeta, y más de una centuria en nuestro país, destaca por los resultados devastadores, aún sin resolver en el medio natural ni en el marco de las políticas sobre el espacio público del ambiente sociourbano. El último tercio del siglo xx y lo que va del xxi muestra la magnitud de la problemática enunciada en el ensayo.

La complejidad sociourbana en uno de los sitios urbanos bastante problematizado muestra la necesidad de “Explicar lo visible complejo por lo invisible simple”. Por tanto, la ciudad de México es la expresión material del carácter ideológico de las políticas públicas del Estado mexicano. Corresponde al discurso contradictorio de las diversas disposiciones normativas instituidas de índole federal y los preceptos locales de organización del espacio urbano y se orienta por un desenvolvimiento, donde se asienta la metrópoli y las formas y organización de la vida urbana

La crisis de ciudad se muestra en su expansión física sin el ordenamiento del ambiente territorial y se expresa con los diversos movimientos sociales urbanos[2]. Las principales contradicciones del desarrollo urbano van en detrimento de los sectores sociales desprotegidos y mayoritarios que tienen como resultado la aparición del ambiente sociourbano crítico, hecho que se desenvuelve con mayor incidencia en el Centro Histórico de la ciudad de México. Estas contradicciones tienen su origen en el carácter de las inversiones del capital y sus formas de acumulación, pues se realizan en pro de la rentabilidad y no de las necesidades sociales, además de la competencia anárquica de los agentes urbanos.

[2] Jordi Borja, Movimientos Sociales Urbanos, Buenos Aires, Siap-Planteos, 1975, pp. 16-17,

La respuesta a la apropiación privada del suelo urbano en contraposición al uso social que demanda la sociedad urbana es la adjudicación colectiva de los espacios abiertos en el medio ambiente histórico de los sitios patrimoniales del centro de la ciudad. La reproducción de las fuerzas productivas, la fuerza de trabajo en particular, que ya no garantiza la ciudad del capital, es la demanda central de los movimientos sociales urbanos en el Centro Histórico. Todo indica que en la medida que aumenta la composición orgánica del capital como una necesidad de las formas de acumulación, en los espacios abiertos críticos de la ciudad, se incrementa también el ambiente sociourbano crítico.

Las condiciones de vida de los habitantes de la ciudad de México hacen improductiva a la metrópoli y empeoraron de manera acelerada aunadas al proceso de deterioro de la ocupación del espacio citadino. Por otro lado, la ciudad se paraliza con frecuencia y las obras de ingeniera urbana no logran rebasar ni menos superar la situación de estancamiento. El medio natural del Valle de México se redujo a su mínima expresión mientras que el ambiente social sufre alteraciones hacia una mayor descomposición.

La dicotomía social y urbana en ascenso en la metrópoli y el país mismo, debido a las desigualdades regionales y citadinas, es la contradictoria relación sociedad-territorio. En tanto la sociedad no se organice, tampoco se logra regular y ordenar el espacio urbano y regional. Es el quebranto de la existencia ciudadana, del objeto urbano más que del sujeto civil. Se expresa en el vasto desempleo y los bajos salarios de los que se derivan la inseguridad pública y privada y la preocupante disgregación social en ascenso. Se muestra en los problemas del transporte y la vialidad que complica el proceso productivo; también en el alto índice de corrupción en la administración pública y privada y en una democracia que nunca logra consolidarse a pesar de los diversos medios de gestión y las numerosas formas de participación social.

La crisis también se manifiesta en el insuficiente equipamiento urbano relacionado con la educación, particularmente en la educación media y superior y en las deficiencias de la salud pública y los altos costos de la medicina privada, que repercuten en los términos de productividad de una metrópoli. El marco de la crisis lo completa, en rigor, la mutación del empleo que hace al hombre superfluo como nunca, fenómeno que se presenta desde hace más de dos décadas en nuestro país y en casi todas las naciones del mundo incluyendo la mayoría de las más desarrolladas[3].

[3] Viviane Forrester, Una extraña dictadura, Fondo de Cultura Económica, México, 2000, pp. 9-10.

La crisis del sistema capitalista es la crisis de la sobreproducción de mercancías que no encuentran salida en el mercado dada la caída de la demanda. Esta sobreproducción de mercancías incluye la mercancía de la fuerza de trabajo, es decir, el desempleo y está determinada por la principal Ley que rige el modo de producción de una economía de mercado: la Ley de la baja tendencial de la tasa de ganancia. Esa sobreproducción de la mercancía de la fuerza de trabajo, esto es, la sobrepoblación relativa la hace sobrante,

La crisis del trabajo es agravada por la existencia de un sindicalismo deteriorado o corporativizado como acta de defunción del propio empleo. Es también lo que se refleja en el rompimiento metropolitano con la vasta segmentación y falta de funcionalidad del territorio de la urbe, como la misma segregación social que la constituye. El ambiente social-urbano motiva a la sociedad civil a asumir su carácter contestatario que da cuenta de la situación en los espacios públicos y centrales de la ciudad, una y otra vez, en las últimas décadas del siglo pasado y continúa en el presente. Es luego, el surgimiento y permanencia ya, de un ambiente sociourbano crítico que tiene como sustento real en el protagonismo del Centro Histórico de la ciudad de México, lugar de historia, cultura, comunicación y poder, que registra y testimonia los problemas pasados y actuales de la nación. Las demás localidades del país, desde grandes y medianas hasta las más pequeñas, padecen en mayor o menor grado dificultades similares en la degradación del trabajo superfluo y enviados al desempleo.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: