Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

UN 14 DE FEBRERO

M. Alejandro Gaytán Cervantes.

Esta fecha se celebra el día del amor y la amistad; sin embargo, no todo lo sucedido este día son de esa forma, como lo que le sucedió a Nicolás, ¡Que es un aparecido lóbrego en busca de venganza!

Cuando en la noche algún automóvil rebasa por la derecha a muy alta velocidad, manejando como enajenado, la figura fantasmal de Nicolás aparece de improviso y se detiene en plena vía, frente a ese automóvil y lo hace haciendo horrorosas muecas. Con eso provoca que el chofer trate de frenar inesperadamente y, o se sale y choca con otros autos, con un poste, o si va otro acelerado tras él por el mismo carril, entonces se despedazan los dos vehiculos con severos daños, golpes mortales o como mínimo se provocan intensas golpizas entre ambos manejadores.

La existencia de Nicolás tuvo sus partes buenas y otras no tanto. Desde niño, al morir su padre, debió de trabajar en forma agotadora, pues le tocó la carga de la familia; primero para sobrevivir, después, para que sus hermanos pequeños tuvieran un porvenir. Todos estudiaron una profesión, menos él, que fue padre, hermano y maestro para ellos.

No tuvo tiempo para si mismo, ni siquiera se enteraba de los temas de actualidad en la música, el cine, el deporte o los ambientes juveniles, por eso le fue muy difícil tener relaciones con el sexo opuesto. ¿Novias? De poca duración. ¿Amantes? Algunas, que le duraban hasta el momento que les ofrecía hacer de esa unión, un compromiso formal.

Ante esas malas vibras, decidió ser un hombre soltero por el resto de sus días. Se dedicó a trabajar en una pequeña empresa que inició y que a lo largo del tiempo creció excepcionalmente. A partir de ese momento las muchachas lo vieron como un buen partido y entonces lo acosaron en múltiples formas, pero era notorio que lo único que les interesaba era su poder, su patrimonio. Por eso siguió en su soltería decidido a continuar de esa manera para siempre.

Un domingo, que salió a correr fuera de su casa, en su camino se topó con una muchacha para él muy guapa, delgada, tímida, sencilla, que cambiaba la llanta a su averiado automóvil. Al ver el percance, como un caballero se ofreció a cambiar el neumático lo cual ella, apenada por su apoyo, le agradeció proponiéndole llevarlo a la dirección donde él fuera.

Hubo una simbiosis total entre ellos, Bernarda, que así se llamaba, lo vio con ojos de admiración, le impresionó su personalidad, carácter y seriedad. Él la encontró sencilla, dulce, agradable y lo que nunca había sentido: sinceridad en el comportamiento con él.

El romance fue inmediato, se compenetraron en todo; por fin Nicolás tuvo, con ella una relación amorosa, hermosa, agradable y completa. En sus relaciones sexuales, fueron el uno para el otro, igual que en todo lo correspondiente a su relación humana, pues se vincularon totalmente.

Por eso, ese 14 de febrero, el día del Amor, Nicolás, aunque estas fechas se le hacían simplemente tiempos comerciales, se propuso declárale su pasión, ternura, eternas, lo que siempre había evitado hacer y, además, con el alma por delante quiso solicitarle que aceptara ser su esposa.

Esa noche, se quedaron de ver en una cafetería. En el momento en que iba a entrar, vio a Bernarda atravesar la calle a toda prisa, ante un tumulto de automóviles que habían arrancado al momento de encenderse la luz verde del siga. Angustiado, corrió tras ella y la alcanzó a empujar para que un automóvil, que a gran velocidad rebasaba por la derecha, no la atropellara. Pero en el intento Nicolás si fue el arrollado. Murió instantáneamente.

Por ese motivo no llegó a conocer la felicidad tan anhelada por él; en ese instante su futuro, tan ambicionado, fue destruido.

Tal es el motivo por el cual Nicolás se convirtió en el fantasma de las vías rápidas.

Ahora este fantasma es ese aparecido en busca de venganza. Todas las noches no cesa de buscar automovilistas dedicados a toda costa, a ganarle a los demás automovilistas todas las carreras en las calles y avenidas de la gran ciudad.

¡Ten cuidado, si en la noche vas a rebasar en pleno acelere y lo haces por la derecha! ¡El fantasma de Nicolás te está acechando y se te aparecerá de la manera más inesperada y terrorífica!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: